Hemos recibido la visita de un grupo de la residencia de mayores Azahar del Mediterráneo, y ha sido una extraordinaria experiencia, tanto para ellos, como para nosotros, debido a que no todos los días recibimos grupos gente mayor los cuales, pese a su avanzada edad, rebosan energía y ganas de vivir nuevas experiencias.

La bodega Mas de Rander, edificio adaptado para todo tipo de visitas

Para tal efecto hemos diseñado una ruta diferente y adaptada a sus capacidades. Alguno de ellos ha venido en silla de ruedas, y por este motivo se ha hecho un cambio respecto de la ruta habitual de las visitas. Esto no ha sido ningún impedimento, ya que las instalaciones en su día se proyectaron teniendo en cuenta el eliminar todas las barreras arquitectónicas en la medida en que la actividad propia de la bodega lo permitiese creando un edificio adaptado.

El acceso al edificio desde la vía pública está al mismo nivel que la cota exterior, pudiendo acceder a todas las dependencias directamente, sin necesidad de escaleras ni ascensores y los suelos son antideslizantes y sin irregularidades u obstáculos.

La visita se ha desarrollado de igual forma que otra de las que tenemos programadas. No hemos pasado por los viñedos, ya que aquí si es imposible acceder con sillas de ruedas, pero pudimos verlos de igual forma a escasos metros, lo cual nos permite de igual forma poder explicar el proceso de cultivo de la vid.

Posteriormente se ha observado el proceso de vinificación y elaboración del vino, y finalmente hemos realizado una pequeña cata, donde nuestra mistela ha tenido una acogida espectacular y todos han podido realizar la cata, siempre que no haya ningún impedimento por prescripción médica.

La sensación ha sido gratamente sorprendente, como decíamos al principio. Da gusto recibir visitas así, ya que pese a que todos presentan los problemas propios de la edad, por otra parte desprenden una energía y un entusiasmo propios de personas mucho más jóvenes. Al final no podemos decir otra cosa que “¡gracias por venir amigos. Ha sido todo un placer recibiros en nuestra bodega!”.