La agricultura ecológica como alternativa a la globalización

La agricultura ecológica como alternativa a la globalización

Esta semana se ha realizada una jornada técnica en la Bodega Mas de Rander, con la temática central de la necesidad de potenciar la agricultura ecológica como alternativa a la globalización y los cambios en las tendencias de consumo.

El cultivo de la naranja y de la vid  se ha convertido en un referente del campo de la Comunidad Valenciana. La expansión que han experimentado los cítricos y los vinos en el último siglo ha generado un paisaje, que ya forma parte del imaginario colectivo de nuestra sociedad

Pero, a  pesar de esta gran tradición, el sector citrícola y vitivinícola se enfrenta actualmente a nuevos desafíos que limitan la rentabilidad de los cultivos. La globalización de la comercialización citrícola ha favorecido la introducción de nuevas plagas y enfermedades, algunas de ellas terriblemente problemáticas.

Por otra parte, durante los últimos años está teniendo lugar un cambio sustancial en la mentalidad del consumidor, muy concienciado  por los aspectos de salud y  de tipo medioambiental, lo que se traduce en un incremento de la demanda de productos agrícolas libres de residuos.

Para abordar estos y más temas, Fertinagro Biotech, en colaboración con Bonterra, Co_Farming Hub  y Mas de Rander han organizado una jornada técnica de citricultura, para abordar los retos actuales, las perspectivas y alternativas de producción buscando la rentabilidad económica y ambiental.

La jornada se ha realizado el martes 2 de junio en las instalaciones de Mas de Rander, con los ponentes  Marc Gabarró y Vicente Solanes.

PROGRAMA:

9:00 Bienvenida y presentación de la jornada

9:15 Retos actuales, perspectivas y alternativas

11:15 Pausa, café

11:30 Rentabilidad económica y ambiental. Claves de éxito.

12:30 Conclusiones

13:00 Visita finca

14: Comida en la bodega

Producción ecológica y sostenible como alternativa

Por una parte, se hace necesario transformar la agricultura en una actividad respetuosa con el medio ambiente. De esta forma se impulsará el desarrollo rural contribuyendo a la sostenibilidad.

Con la asistencia de más de treinta actores del sector agrícola castellonense, se ha llegado a varias conclusiones para contrarrestar los efectos negativos que acarrea la globalización en base a la rentabilidad económica y ambiental:

La superficie de viñedos y naranjos cultivada de forma ecológica va creciendo exponencialmente año tras año, llegando poco a poco a convertirse en un sector innovador y puntero para muchas comarcas y municipios.

Por otra parte, también hay un importante aumento en la demanda de vinos producidos de manera respetuosa con el medio ambiente y ligados a actividades de agroturismo, así que hay que hay que desarrollar modelos de trabajo y producción, así como estrategias de comunicación que contribuyan al desarrollo de la agricultura local y ecológica.

Deja un comentario