Enoturismo entre viñedos

La finca MAS DE RANDER, apuesta por una enología y citricultura al alcance de todos, permitiendo por un lado a sus visitantes llegar al vino desde su origen, las uvas y saborear los cítricos directamente desde el árbol.

La ruta entre viñas y naranjos, puede realizarse a pie o en bicicleta, permitiendo la integración del convidado en el verdadero entorno agrícola.

Se pretende que el visitante aprenda a diferenciar las diferentes fases del cultivo de la viña y los cítricos, desde el momento de floración, poda, crecimiento vegetativo y la recolección. Al mismo tiempo nos interesa que el visitante aprenda a valorar las diferentes variedades de vid y cítricos para lo cual se va a dotar a la finca de una señalización vertical (de madera) por parcelas, con paneles explicativos de la características de las distintas variedades, que a su vez servirá de guía de ruta, siendo estos complementos con un vallado de madera para dar seguridad a los taludes, en las zonas que se requiera.

Las visitas están programadas para todo el año, previa reserva y con un máximo de 20 personas por grupo. Cada grupo irá acompañado en todo momento por un responsable de la finca, que llevará a cabo las explicaciones agronómicas.

En época de visitas: diciembre, enero, febrero: poda triturado de la madera y formación de las plantas, marzo, abril y mayo: inicio de la vegetación, floración y cuajado del fruto, junio, julio, agosto: crecimiento del fruto y poda en verde, septiembre, octubre, noviembre: recolección y diferenciación de variedades por color y tamaños.

Ser agricultor por un día (viticultor y citricultor) y realizar una buena caminata entre parras y azahar es la alternativa que MAS DE RANDER ofrece a sus visitantes antes de proceder a la visita de la bodega y cata de sus vinos. Como novedad desde el año 2012 se presentan las jornadas de ecoturismo para niños, enseñándoles los entresijos de la elaboración del vino, realizando pequeños experimentos para controlar la fermentación, ayudando a embotellar y etiquetar.

Los pequeños disfrutarán elaborando su propio mosto estrujando diferentes tipos de uva, aprenderán a distinguir las variedades de uva existentes en la finca y catarán diversos mostos como auténticos expertos, y al mismo tiempo partiendo de un producto como la uva, hablar de la nutrición, el suelo, la luz solar, el aire, la lluvia……

Ambas salas, multiusos y sala de catas se destinan a esta actividad durante la visita de los colegios a la finca.

Deja un comentario